Larebeliondeatlas

Vive usted la rebelión de las fuerzas astrológicas

Basada en la posición y el movimiento de los astros, la astrología es una ciencia que ya existe desde tiempos remotos. La observación de los astros ya era practicada por los aztecas y los mayas para comprender el funcionamiento del universo y para adelantar acontecimientos futuros. En la era moderna, la astrología se ha vuelto en una disciplina academica, y aunque ciertos científicos parecen dar más importancia a la astronomía y la física y relegan la astrología al segundo plano hoy día, esta última sigue interesando a mucha gente simplemente porque las fuerzas astrológicas influyen mucho no solo nuestra vida cotidiana sino también los acontecimientos que van a tener lugar en el futuro

La influencia de los astros en nuestra vida

La energía que representan las planetas tienen influencia mayor en la personalidad de cada uno tanto en la psicología y el caractér como en la salud para definir el estado mental, físico y emocional de la persona. Expresándose de manera positiva y creativa o también negativa y desafiante, estas fuerzas astrológicas que respresentan los planetas se encuentran en todos los signos astrológicos y han de ser reconocidas y aceptadas afin de que podamos actuar en consecuencia.

Las revelaciones de los planetas

Para vivir plenamente la rebelión de las fuerzas astrológicas, cabe conocer primero cómo actúan los planetas en nuestra vida y personalidad. El Sol define por ejemplo nuestro núcleo real, la tonalidad general de una persona. La luna representa la tonalidad básica de los sentimientos y de las emociones y también influye sobre nuestra capacidad de adaptación al cambio. Si Mercurio tiene efecto en la racionabilidad y las habilidades del aprendizaje, Venus nos da el sentido de la belleza, de la sociabilidad y del erotismo. Como estos planetas que acabamos de enumerar, los demás tienen cada uno un papel distinto en la definición de nuestro ser y de los eventos que ocurren, por eso, la merecen nuestra atencion más que nunca.